Redcord

De origen noruego y con más de 30 años de evolución, Redcord es un sistema de entrenamiento músculo esquelético que suma fisioterapia y movimiento en suspensión.

Redcord está indicado para todo tipo de patologías, así como para mejorar el rendimiento físico en cualquier disciplina deportiva.

Avalado por una sólida evidencia científica, esta técnica es capaz de reducir los tiempos de recuperación después de una cirugía o trauma que deriva en atrofia muscular. Redcord mejora la fuerza, la resistencia muscular, el equilibrio, la coordinación y la estabilidad.

Antes de comenzar un tratamiento con Redcord, en Motriz evaluamos, mediante un test, el estado del paciente o deportista. Analizamos el movimiento funcional de sus músculos y articulaciones, así como posibles desviaciones de la columna vertebral. Buscamos, también, puntos débiles donde existan compensaciones musculares y articulares inapropiadas que inhabiliten el equilibrio original.

Redcord no utiliza cargas o pesas, es el propio peso del paciente o del deportista el que mejora su condición física, alcanzando grupos musculares difíciles de trabajar con entrenamientos convencionales.

El trabajo con Redcord permite desgravar la articulación de manera que facilita el movimiento cuando la persona no lo puede realizar. Debido a su elevada estimulación neuromuscular, está especialmente indicado para el tratamiento de patologías neurológicas permitiendo reprogramar ejercicios que el paciente por si mismo es incapaz de realizar.

Redcord ofrece varios protocolos de tratamiento en función del estado del paciente y de sus objetivos. Entre ellos, Redcord Neurac ®, cuyo objetivo es restablecer patrones de movimiento sin dolor y mejorar la función. El tratamiento Neurac restablece la coordinación muscular y se enfoca en lo que causa el problema, no sólo en los síntomas En toda lesión se producen cambios neurológicos que buscan proteger y curar los tejidos, pero que alteran la forma en la que nos movemos.

Mediante el programa de tratamiento, ayudamos al cerebro a corregir las deficiencias del movimiento corporal, evitando posibles recaídas futuras y fomentando un estilo de vida activo.

El resultado final consiste en la restauración de patrones funcionales de movimiento mediante un tratamiento / entrenamiento efectivo, indoloro y definitivo.