Gimnasia Abdominal Hipopresiva

La Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH), también conocida como Abdominales Hipopresivos, es el ejercicio más eficaz que existe para fortalecer el suelo pélvico, la musculatura abdominal y reducir el contorno de la cintura.

Son ejercicios posturales, estáticos y dinámicos, combinados con una respiración (apnea espiratoria), que activan de forma refleja la musculatura del suelo pélvico y abdominal dando como resultado el fortalecimiento de ésta, junto con la musculatura antigravitatoria (estabilizadora de la columna) y la elevación de las vísceras pélvicas.

Los beneficios de la práctica de Abdominales Hipopresivos son numerosos e importantes:

Nuestras clases

Para aprender y practicar el método correctamente, evitar lesiones y conseguir todos sus beneficios, es necesario realizar los ejercicios de un modo adecuado y bajo la supervisión de un profesional.

En Motriz, la GAH es dirigida por fisioterapeutas formados y especializados en el método Marcel Caufriez, creador de la técnica.

Realizamos dos clases previas individualizadas dónde, tras una valoración previa y gratuita por nuestra experta fisioterapeuta en Suelo Pélvico, enseñaremos los principios del método.

Tras comprender e interiorizar los principios fundamentales, se pasará a clases en grupos de máximo 5 personas, en un ambiente agradable dónde un fisioterapeuta experto en el método, estará en todo momento dirigiendo y corrigiendo tu postura, para que saques el máximo partido a tus clases, ya que nuestro objetivo es que aprendas a tener autonomía en la práctica de los ejercicios.

SABER MÁS

Beneficios de los Abdominales Hipopresivos:

1. Reducción del Perímetro Abdominal.

Como consecuencia de la tonificación muscular y la recolocación postural y visceral. Reducciones de entre 4 a 10 cm en 2 a 6 meses de ejercicio, son habituales en la práctica clínica. Existen estudios que ratifican estos resultados con la práctica de un día, y otro, con la de dos días a la semana en mujeres adultas (Rial et al., 2014, 2015).

2. Postparto (recuperación del suelo pélvico y musculatura abdominal).

Durante el embarazo y el proceso del parto, se producen una serie de cambios que influyen en la salud física, emocional y estética de las madres.

Recuperar la silueta, la cintura, la postura y las posibles patologías derivadas de este período, son los retos a los que éstas se enfrentan.

La GAH aparece como el ejercicio más efectivo e indicado para solucionar:

3. Prevenir disfunciones del suelo pélvico.

La GAH es en la actualidad es el ejercicio más eficaz para prevenir estas disfunciones. Aumenta el tono muscular y el riego sanguíneo del suelo pélvico, previene y trata la sintomatología y trata patologías como la incontinencia urinaria, prolapsos viscerales

4. Normalización de las presiones torácica, abdominal y perineal.

Regula el tono de los músculos implicados en la respiración de forma que el cuerpo tiene mayor capacidad para gestionar los aumentos de presión intraabdominal (por ejemplo: coger un peso, estornudar, toser, correr).

5. Normalización de las tensiones musculares y la postura.

Estira y relaja la musculatura contracturada y potencia la débil (musculatura estabilizadora de la columna), recuperando así las curvaturas naturales y disminuyendo las curvas laterales (escoliosis). La GAH por tanto, al mejorar la postura, mejora la técnica deportiva en cualquier disciplina. Previene y trata lesiones de toda la columna, dolores musculares, ciatalgias, cefaleas, artralgias, problemas de equilibrio, fatiga, etc.

6. Tratamiento y prevención de todo tipo de hernias (inguinales, abdominales, vaginales, discales) y pubalgias.

Una hernia se produce debido a una hiperpresión sobre un tejido, hasta provocar su rotura. La GAH, disminuyendo la presión intraabdominal, mejorando la vascularización, tonificando la musculatura estabilizadora de la columna y recuperando las curvas naturales, supone un gran ejercicio, global y eficaz, para éstas y otras patologías.

7. Disminuir la ansiedad y mejora del estado anímico.

Relajando músculos vinculados con el sistema emocional, donde el más importante de todos éstos es el diafragma. Como resultado obtenemos la mejora en la oxigenación sanguínea y en la postura, ambas de gran influencia en el estado anímico de la persona.

8. Mejorar la vascularización.

Mejora el retorno venoso y por tanto, la oxigenación de los tejidos. Tratando y previniendo problemas de edemas en las piernas, varices, hemorroides, disfunciones sexuales, etc.

9. Mejora de las prestaciones sexuales.

Si recuperamos la correcta vascularización y oxigenación de los órganos sexuales, así como el tono muscular, conseguiremos un mejor funcionamiento del ciclo erección- eyaculación-orgasmo. Por tanto ayudamos a la sintomatología de diferentes disfunciones sexuales como: anorgasmo, diserección, dolor a la penetración, falta de sensibilidad, etc.

10. Aumento del metabolismo y regulación de los factores oxidativos.

Tener un buen metabolismo permite que sea más fácil quemar grasas y perder peso con menor esfuerzo. A la vez que se logra una mejora en el rendimiento deportivo. A medida que vamos haciendo el ejercicio, va habiendo menos depósitos de CO2 en el organismo.

¿Para quién está indicado?

En Motriz pensamos y sentimos que el secreto de la salud está en la prevención. La GAH está indicada mujeres y hombres de todas las edades que deseen:

Contraindicaciones

Solamente no podrán realizar los ejercicios, personas embarazadas, personas con hipertensión no controlada y en casos de procesos inflamatorios intestinales en estado agudo.

En personas con hipertensión controlada, se harán de una forma más personalizada.