Drenaje Linfático

El drenaje linfático es una forma de masaje que consiste en maniobras y movimientos suaves, lentos y repetitivos que favorecen el funcionamiento del sistema linfático. Este sistema está formado por una red de vasos por los que circula la linfa (líquido denso constituido por proteínas, sales minerales, grasas, a gua...).

Dos tercios de nuestro cuerpo es agua. Existe por tanto mucha movilización de líquido en nuestro organismo. Dependiendo de la cantidad de liquido que se aloje en los tejidos habrá una mejor o peor nutrición de nuestras células y por consiguiente un estado de salud óptimo.

Se aplica en casos de inflamaciones o edemas: linfedemas, lipedemas, sinusitis, hematomas, cicatrices, después de operaciones, edemas por el embarazo, estrés, ansiedad, migrañas, dolores de cabeza, varices venosas, estreñimientos, dolores menstruales...

También está indicado en dolores de los miembros musculares, lesiones deportivas (esguinces) y en dolores crónicos de tipo artrósico.